LAS FLORES DE BADIA

“Aqui perdí yo la verguenza”, dice Arantxa, 15 años, estudiante de un IES de Badia del Vallès, ciudad dormitorio, hecha construir por Franco, a media hora de Barcelona. “Yo aprendí a respetar los turnos de palabras”,… Sigue leyendo