BGB_amadeu

Lo han dejado. O esto parece. Ya llevará una hora que las sirenas de los mossos y el ruido aún más angustiante de los helicópteros han parado de oírse por el centro de Barcelona. Habían empezado alrededor de las ocho y media, cuando la manifestación para la libertad del anarquista Amadeu Casellas acababa de disolverse en la Rambla del Raval.

Unas quinientas personas llevaban reunidas donde el gato de Botero desde las seis, horario previsto para el comienzo de la mani, para la que no había habido permiso. Casellas lleva 23 anos en la cárcel por atracar bancos en los anos 70 para, según siempre ha alegado, financiar luchas obreras.

La policía, tras crear una barrera en todas las salidas de la rambla, se ha puesto a pedir documentaciones a los que se acercaban, parando un grupo de seis hombres durante media hora por llevar encima dos pegatinas que ponían “A 23 años de prisión le llaman reinserción. Libertad Amadeu Casellas” y “Tura i Battle represors i torturadors”.

Cuando, alrededor de las siete, empezaba la mani, por las esquinas de la rambla había una veintena de furgonetas de los mossos d’esquadra y los ánimos ya estaban encendidos. La imposibilidad de salir convertía la escena en un carusel tragicómico. Las palabras de los amigos de Casellas, quien tras 100 días de huelga de hambre ayer ha vuelto a comer, se mezclaban con los insultos a los mossos ante un silencio imponente hecho  de escudos transparentes de plástico durísimo.

Y de allí a que los chavales siguieran dando vueltas y gritando, pasando por el ultimo discurso del amigo Borja y la disolución o supuesta tal, así como si nada, hasta llegar a las sirenas y a los seguimientos con las furgonetas -incluso en el medio de la plaza de la catedral- pasa poco. Basta con una provocación, cualquiera y por parte de cualquiera. El resultado es ensordecedor.

Para infos sobre el caso de Casellas http://www.accionsperamadeu.totalh.com/

09/03/10  Amadeu sale de la cárcel

Anuncios